jueves, 7 de enero de 2016

Reseña: El taller de los Libros Prohibidos



Colonia, albores del siglo xv. Aires de reforma y cambio azotan una Europa gobernada aún por las supercherías y las viejas creencias. La difusión del saber está en poder de unos pocos. Sin embargo, a un pequeño grupo de sabios y eruditos que se reúnen en la más absoluta clandestinidad les une una ambición común: la transmisión cultural entre el pueblo. ¿Cómo? A través de los libros. Pero antes habrán de salvar las reticencias de la Iglesia —que no desea que obras «peligrosas» como los Evangelios lleguen al vulgo— y la de los nobles —que no quieren perder sus privilegios—. Solo un hombre, un modesto orfebre llamado Lorenz, ayudado por su hija, será capaz de afrontar el desafío. Aunque el precio que podría pagar por semejante osadía es el más caro: su vida y la de todos aquellos que le rodean.
Una intensa y épica novela en la que la ambición, la crueldad y la intolerancia lucharán contra el saber, la justicia y la verdad, y en la que nos sumergiremos y dejaremos llevar por la magia que envuelve a los libros.


“…Entre momentos serios y otros risueños, la tertulia para cambiar el mundo.Ellos ya vivían en un mundo diferente, habitado por los libros y el sabor,sin más dioses que el progreso y la busqueda.Era dificil abrir brecha aunque poco a poco,algo estaba cambiando…”



Lorenz es un niño tímido y apocado de 12 años que trabaja con su padre en un taller herrero, y que decide hacer una prueba en un taller de copistas, ya que las letras era una pasión que superaba en demasía los toscos trabajos de herrería que su padre se enfrascaba en enseñar.

Desgraciadamente lo discriminan por ser zurdo, y escribir perfectamente con esa mano en vez de con la derecha, por lo que lo echan y le aseguran que escribiendo jamás se ganará el pan. Aun así Lorenz no abandonará y con el paso del tiempo seguirá incrementando su saber sobre aquel arte. Me llamó la atención que sea el primer personaje zurdo que leo, y si no es así nunca le había prestado atención a eso que yo recuerde
Por otro lado tenemos a Nikolas, que pone en marcha el mayor obrador laico conocido, quitándole el elitismo de los libros a la Iglesia y copiando manuscritos para profesores y alumnos, con un increíble genio para el aumento de la producción.

“Cuando Lorenz leía todos se igualaban en ese  momento ante la dama de la guadaña y nadie por rico y poderoso que fuera podía asegurarse un final dichoso. Desconfiaba de las versiones que corría sobre Dios y desconfiaba mucho mas de quienes imponían esas diferentes versiones.Sobre todo si obtenían beneficios económicos"
Seguimos los pasos de Lorenz, que crece y se convierte en un joven viudo padre de una pequeña de 12 años: Erika, una joven enamoradiza y soñadora que se esfuerza en ayudar a los suyos y odia las injusticias que sufre su pueblo. 

Agobiado por la culpa de la muerte de su esposa y lidiando con un suegro que lo humilla todo el tiempo y crea todo tipo de roces , por las noches trabaja en su propio proyecto de ‘una escritora artificial’ combinando los conocimientos de metales de su padre e inventando sellos y aros de bronce.

Es genial como nos van narrando la creación de la primera imprenta mecánica y todos los conflictos políticos del momento. Era una época de fanatismo religioso en la que el hombre vivía temeroso y cediendo a todos los caprichos de una Iglesia muy corrupta

Es intenso, me gustó mucho la investigación histórica que tiene y todo girando en torno a los libros y papeles.
Tiene una narración muy hermosa, y el hecho de que sea histórico no debe desmotivarlos, está cargada de amor, traición y amistad



“…Los unía una ambición común: la difusión cultural; las reuniones asistían astrónomos,alquimistas,naturalistas,lingüistas y sabios de distintas índoles cuyas disciplinas no eran reconocidas en ningún sitio. Había profesores de universidad que debían esconder su sapiencia para no ser desposeídos de su cargo.”

“Los libros únicos siempre llevan una maldición. Algunas los persiguen para eliminarlos,otros para multiplicarlos. Ambos casos son peligrosos, pero los primeros son los peores,son enemigos.Contra los segundos no se puede luchar”

“He buscado el sosiego en todas partes y solo lo he encontrado sentado en un rincon apartado”




*Las imágenes son de Los Pilares de la Tierra,es que Lorenz se me hacía a Tom el constructor y al final las imagenes que encontré me recordaban bastante al libro:3

3 comentarios:

  1. Hola chicas!!!
    No conocía el libro, pero tiene buena pinta, me lo apunto :D
    Gracias por la reseña :3
    Nos leemos, besos ^^

    ResponderEliminar
  2. Me lo apunto sin duda, me parece una tema muy bueno. Besos

    ResponderEliminar