menú

lunes, 7 de diciembre de 2015

Reseña: Nos4a2. Joe hill.


Y es que los muertos viajan deprisa….

Victoria tiene 8 años cuando comienza la historia, es victoria para su profe, vicki para su madre y mocosa para su padre.
Ama a David hasselhoff y a su bicicleta Raleigh, que es su regalo de cumpleaños de color azul fosforito con llantas color plátano con la que sale de su casa para entrar de lleno en una de sus historias imaginarias hasta el bosque y el puente cubierto, el límite permitido por sus padres, con la prohibición de no cruzarlo para evitar a drogadictos y maleantes.

Lo que no se imagino es que al cruzar el puente podría viajar a través a otros mundos y encontrar cosas perdidas, incluido animales que habían desaparecido.

Pasaron los años, ya tiene trece y cruzo casi una docena de veces, sintiendo la conciencia difusa de deslizarse como en sueños, un insólito y desconcertante don que solo ella tiene con el cual cruza un puente que hace siete años desapareció, el puente del atajo que atraviesa la pared del instituto y se adentra tres metros en el pasillo.

Del otro lado, Se hace amiga de Margaret, una joven huérfana un poco rara que trabaja en la biblioteca e incluso duerme ahí, oculta en el pasillo de poesía …pero lo único que importa es que cree en el puente y en vic.

 Margaret es el personaje que más me gustó, lleva el pelo punk y de color morado, y por aretes fichas de scrabble (que guardan un secreto) porque es una de las cinco mejores jugadoras de scrabble en el estado.

Comienzan a desaparecer niños y en todos los casos hay estacionado un auto negro. Un modelo de hace treinta años llamado espectro, un mercedes que atrae a los niños y al abrir de sus puertas se escuchan villancicos.

En uno de sus viajes a través del puente descubre una cabaña en un paisaje navideño y en un garaje un auto negro con matrícula nos4a2. Un Rolls Royce.
A través del espejo empañado ve la silueta de un niño pequeño que en lugar de querer ser rescatado quiere ser el quien atrapa a Vicky. Que intenta escapar internándose en habitaciones y pasillos mientras más y más niños espectrales y fríos van en su búsqueda.
En medio de su frenética corrida se encuentra con espectro. Nuestro villano con 200 años altísimo, dientes puntiagudos y negros con un abrigo de otra época llamado Charlie Marx, quien decide llevarla por su bien a Cristmasland, un lugar donde nadie envejecerá, donde no hay colegios, donde la infelicidad va contra la ley, con un parque de diversiones eterno y regalos de navidad todo el año, cada mañana , pero… ¿A qué precio?  

 
No puedo relatar mucho mas novedades  porque les ahorraría emocionantes sobresaltos. Y  habrá muchos.
Para los amantes del terror no quedaran defraudados, fantasmas, vampiros, mundos irreales que se trastocan y te harán dudar de tu cordura.
La  trama en que se desarrolla la hace adictiva, no solo por los personajes, tiene sentido del humor y sobre todos los guiños porque las alucinaciones pueden semejarse a Jack Torrance, la bici de Vicki podrían sacada de It. El siniestro auto vivo semeja a cristine,….


Y me gustó y llamó la atención la estructura, esos capítulos que acaban sin un punto y que dejan la frase final como título del capítulo siguiente y hace que el lector vaya abriendo puertas a la vez que arranca cada capítulo; además de las hermosas ilustraciones que acompañan a la novela.

Consigue convertir la época navideña en algo terrorífico y asfixiante y te lleva a tararear villancicos mientras la lees, si te atreves…

 














2 comentarios:

  1. Me gustan esas imágenes!Por cierto, yo también participo en seamos seguidores y ya te sigo! Te dejo mi blog
    http://dragonesenelpaisdeloslibros.blogspot.com.es
    Besos!!

    ResponderEliminar