menú

jueves, 12 de noviembre de 2015

Mimo para el Alma


Una pequeña poesía que rescatamos en la tarde de lluvia 




Esos tristes trapos viejos,

que entre zurcido y remiendo

sin hacer mayor estruendo,



a veces, llegan de lejos.



Dulces recuerdos zurcidos

con agujita de luna,

y con nanitas de cuna

de aquellos tiempos perdidos.



En vieja colchita rota

se van prendiendo ternuras,

algunas penas muy duras,

y una que otra hermosa nota.



Tejida con mil retazos,

con blanda lana de vida,

y llanto de despedida,

para abrigar los abrazos.
 


Cómo ignorar un abrazo

de trapos viejos tejido,

pues no está hecho de olvido

sino de soles de ocaso.



Abracitos de trapos viejos

mulliditos y adorables,

siguen tibios y entrañables,

aunque vengan de muy lejos.



Que no te falte mi abrazo

de trapo viejo zurcido,

si es un tibio y dulce nido,

que te ofrezco entre mis brazos.


Autora: Zandra Montanez Carreño


4 comentarios:

  1. Me encanta lo que has escrito jeje,
    He visto que participas en la iniciativa de "Seamos seguidores" (Vi un comentario tuyo en un blog), por eso te invito a que nos sigamos mutuamente, yo ya lo hago.
    Un beso ^^.

    ResponderEliminar
  2. Hola, yo formo parte de la iniciativa seamos seguidopres y tu blog verdaderamente me gusto muchooo!!! yo ya te sigo. Te dejo el link de mi blog por si gustas visitarlo.
    http://kiwyvalt.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Magnifica poesía para unas manos que adivino arrugadas que cosen en cualquier prenda para recuperar. Un abrazo

    ResponderEliminar